PARA MIS PACIENTES: TENEMOS QUE PENSAR EN DEJAR DE TOMAR TRANQUILIZANTES

SONY DSC

Uno de los paradigmas de la medicalización de la vida corriente es el uso de fármacos piscotrópicos para paliar las molestias emocionales que nos genera la vida misma. Esto se traduce en que este país es un gran consumidor de tranquilizantes y medicamentos para dormir y también de antidepresivos usados en depresiones menores o alteraciones del estado de ánimo donde su utilidad es más que discutible.

Pero el tema que quiero tocar hoy es que el uso (o abuso) de tranquilizantes del tipo benzodiacepinas (los más utilizados: lorazepam, diazepam, lormetazepam, alprazolam, etc.) no sale gratis.

Quiero hacer un repaso para mis pacientes sobre los riesgos que supone un uso prolongado de estos medicamentos.

En primer lugar todos sabemos que los tranquilizantes suelen producir dependencia y por eso es tan difícil dejarlos y se tiende a mantener su consumo por tiempo prolongado. Sin embargo todas las guías de práctica clínica recomiendan no prolongar su uso más de 4 semanas.

La pregunta entonces es:  ¿Qué daño pueden hacer los tranquilizantes?

La respuesta puede estar en varios artículos científicos. Empecemos por el más impactante que se publicó este año en el British Medica Journal (BMJ)  y que es un estudio de cohortes retrospectivo que compara 34.727 pacientes mayores de 16 años que tomaron tranquilizantes y/o hipnóticos entre 1998 y 2001 frente a 69.418 pacientes que no los tomaron. El seguimiento medio fue de 7,6 años y se ajusto la comparación por edad y otras enfermedades coexistentes. El resultado fue espectacular, los pacientes que tomaban tranquilizantes tenían un riesgo de morirse por cualquier causa de más de un 300 por cien (HR: 3,32; IC95%: 3,19-3,45).

Otro estudio también publicado en BMJ en septiembre de este año relaciona el uso de estos medicamentos con el riesgo de padecer enfermedad de Alzheimer. Se trata de un estudio caso-control que compara 1.796 pacientes con demencia tipo Alzheimer frente a 7.184 controles, ajustados por edad, sexo y enfermedades concomitantes. El uso de tranquilizantes del tipo benzodiacepinas se asoció a un incremento del 43% del riesgo de padecer Alzheimer (OR: 1,43; IC95%: 1,28-1,60).

En otro artículo publicado en 2012 también se alerta de la relación del uso de tranquilizantes y el aumento del riesgo de fractura de cadera. Este metaanálisis de 14 estudios originales encontrón un aumento del 40% del riesgo de sufrir una fractura de cadera (RR: 1,4; IC95%: 1,2-1,6). La particularidad de este estudio es que relacionó este aumento de riesgo con las tasas de uso de ansiolíticos, así en Alemania que tiene un consumo bajo de estos fármacos la contribución estimada del uso de tranquilizantes a la fractura de cadera fue del 1,8%, mientras que España con un consumo alto, esta contribución fue  del 8,2%% (más de cuatro veces superior).

Ante este panorama mi recomendación a mis pacientes es que realicen un uso racional de estos productos, en las indicaciones correctas y, fundamentalmente, por un tiempo limitado. Hay que intentar siempre dejar de usarlos, considerando la relación entre el beneficio obtenido y el riesgo de su uso. Una revisión interesante que aborda también las estrategias de retirada se encuentra en un reciente Boletín Terapeútico Andaluz  .

La ilustración de esta entrada es un cuadro de mi paciente Juan Adolfo Morales Gago

6 comentarios

  1. No soy medico y por tanto lo que pueda opinar solo es fruto de mi pobre sentido comun y de aquellas lecturas que sobre medicina, y otras ciencias que tambien me apasionan, haya podido quedarme al leerlas.

    En general no soy partidario de tomar medicamentos y solo acudo a ellos por indicacion medica y aun asi con ciertas reservas, partiendo de la base de mi profundo respeto a aquellas personas que intentan cuidar de mi estado de salud.

    Mi experiencia personal sobre el consumo de tranquilizantes es que no solo esta muy extendido sino que amigos tan ignorantes como yo en esto de la medicina, me repiten el consejo de tomar esa medicacion; duermo estupendamente y me levanto genial, me dicen. Lo peor quizas es que ya no esperan al consejo medico sino que acuden a su propio consejo.

    Alguna que otra vez me han recetado algun que otro medicamento relacionado con el contenido del articulo que comento y en ninguna ocasion lo he tomado, lo confieso. Las “molestias emocionales”, como dice mi querido doctor en su articulo, prefiero atacarlas de otra manera. Me resisto con todas mis fuerzas a que un producto quimico actue sobre mi sistema emocional y mi cerebro.

    No se si el sistema de vida que llevamos, que es una frase muy recurrente hoy dia, hace que no dispongamos de un pequeño tiempo para analizar, estudiar, combatir esos estados emocionales; mi teoria, la teoria de un ignorante en casi todo, es que, si queremos, podemos corregir, paliar, serenar… bastantes estados emocionales con solo dedicarnos a nosotros un pequeño trocito de nuestro tiempo. Evidentemente habra situaciones que es necesaria la ayuda de algunos farmacos para compensar algunas carencias en nuestro organismo.

    Interesante y pedagogico, como siempre, el articulo. Y gracias por dejar ver algun que otro trabajo mio, que abundando en lo dicho, me proporciona una gran relajacion emocional al realizarlos.

    1. Gracias por tu comentario Juan Adolfo. Como es lógico estoy totalmente de acuerdo contigo

  2. Necesaria reflexión, Dr. Atienza.

    1. Bueno Luisa: andas perdida del universo 2.0. Gracias por tu comentario

  3. Hombre Paco seamos serios, los estudios que comentas carecen de asignación aleatoria, y por tanto están sujetos a sesgos importantes. Hagamos un ejercicio inverso: si un laboratorio me dice que su fármaco salva tres veces más vidas que un placebo en un estudio de cohortes o de casos y controles, le lloverían las críticas advirtiendo que la relación causa-efecto es indemostrable. Pues lo mismo. Evidentemente hay una asociación entre uso de psicofármacos y mortalidad, como sabemos que también la hay entre Salud Mental y uso de psicofármacos, o entre Salud Mental y mortalidad… Los psicofármacos sin duda son marcadores intermedios asociados a una peor calidad de vida debido a problemas de Salud Mental y por tanto de mayor mortalidad, pero de ahí a decir que son la causa de una mayor mortalidad, hay un trecho, sin negar que posiblemente tengan acciones deletéreas (riesgo de caídas, trastornos de conducta, de concentración, etc…) y que en general, son fármacos usados en exceso e indebidamente, sobre todo en España. Los artículos que citas en cualquier caso son de mucho interés para poner de manifiesto ésta preocupante realidad. Encantado de bloguear contigo.

    1. Querido Antonio: soy consciente de la fuerza de la evidencia de estos estudios (cohortes retrospectivo y caso control) que no prueban sino que generan hipótesis, aunque hay que recordar que todo lo relacionado con el daño del tabaco se basa solo en estudios observacionales (como es lógico por cuestiones de ética). Esta entrada va dirigida amis pacientes y pretende alertar que el uso/abuso de estos fármacos no sale gratis, sobre todo si consideramos su efectividad cortita (incremento de 20-30 minutos de sueño). En cualquier caso siempre se agradecen los comentarios críticos “cn fundamento” como el tuyo. Un abrazo

¿y tú que piensas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

mipropiolio

blog ordenacosas sobre salud

Mediblog de Familia

El Blog de un Médico de Familia

Blog 2dudan

La duda es uno de los nombres de la inteligencia. Borges

Minimally Disruptive Medicine

Effective care that fits!

ATensión Primaria

La voz de algunos médicos de Atención Primaria de Madrid

Atencion Primaria

Resources in primary care

Cæteris Disparibus

Una versión escepticémica más de la Sanidad, su gestión y otras cosas relacionadas

Enfermeria Basada en la Evidencia (EBE)

Azucena Santillan. Sitio dedicado a los CUIDADOS BASADOS EN LA EVIDENCIA (cuidados basados en la utilización consciente, explícita y juiciosa de la mejor evidencia clínica disponible para tomar decisiones sobre el cuidado de cada paciente, Sackett)

MADshoppingMAP

Moda, tendencias y cosas bonitas

DIASMUNDIALESDE

Webs temáticas de salud con motivo de Dias Mundiales conmemorativos

A %d blogueros les gusta esto: