Publicaciones de la categoría: Consejos para pacientes

Navidad: Una sonrisa como regalo

Mis amigos los Dres Alvarez y Del Pino me han enviado este artículo que creo que merece la pena reproducir en estas páginas.

«Una sonrisa es un rayo de luz en el rostro»

William Thackeray (1811-1863)

    

Regalar sonrisas ¡qué gran tarea! A unos les cuesta más y a otros menos.  Es cuestión, como casi todo en la vida, de genes, educación, ambiente y del mejor o peor uso que hagamos de nuestra propia libertad.

 

Contemplar una cara sonriente viene a ser como la expresión del ser bien recibido, traduce una bienvenida, es signo de buena acogida.  De ordinario cuando nos encontramos con alguien surge una respuesta y se inicia un cierto diálogo gestual.  Nuestras mentes inicia el diálogo y la dinámica vital se embebe en un baile emocional que correrá por alguno de los diversos estilos del humano vivir.  Es el juego del agradecimiento, la solicitud, la duda, la pregunta o simplemente la contemplación.

 

Sonreír es algo así como envolver en papel de regalo perfumado el don de nuestra acogida.  Y, pienso que mucho nos va en saber vivirlo y revivirlo.  Es más, conviene que sepamos que se trata de algo aprendible, siempre contando con la propia motivación y generosidad.

 

La sonrisa de los humanos

Desde el punto de vista fisiológico, una sonrisa es la expresión facial consecuente de activar los 17 músculos existentes cerca de los extremos de la boca y alrededor de los ojos. En los humanos, es una expresión común que refleja placer o entretenimiento, pero que en ocasiones supone la expresión involuntaria de ansiedad o de algunas otras emociones como la ira o la ironía.

Varios estudios han demostrado que la sonrisa es una reacción normal ante ciertos estímulos y ocurre independientemente de cuál sea la cultura. No es una reacción que se aprende, sino que se nace con ella; los niños que nacen ciegos sonríen desde un principio. En los animales, la exposición de los dientes, que podría parecer una sonrisa, significa casi siempre una amenaza o una señal de presentación. Y también un mimetismo conductual por su relación con los humanos.

 

El sonreír no solo cambia la expresión de la cara, sino que también hace que el cerebro produzca endorfinas, al igual que sucede con el ejercicio físico, sustancias capaces de reducir el dolor físico o emocional y de provocar una sensación de bienestar.

 

Sonrisa y madurez

La madurez tiene mucho que ver con la sonrisa, con la risa y con el sentido del humor que es la capacidad que poseemos los seres humanos para relativizar lo que debe ser relativizado. La persona madura, distingue lo risible de lo irrisible y sabe, sobre todo, no tomarse a sí misma demasiado en serio, sabe reírse de sí misma. Saber reírse significa dejar de girar alrededor de sí mismo para girar en otra órbita, la de la realidad. No recuerdo quién fue pero sé que alguien definió al ser humano como el único animal capaz de reír, o también como el animal que ríe.

 

Efectos de la sonrisa madura

La madurez que la sonrisa expresa y alimenta comprende el aprender a disfrutar con lo pequeño, lo cotidiano y lo normal, descubriendo su cara amable. Y también el no sacar de quicio los problemas. Y supone el saber ver lo que sucede en su verdadera dimensión, dándole importancia a lo que realmente la merece. Ser maduro significa tener flexibilidad, en lenguaje coloquial tener cintura sabiendo adaptarse a las diversas circunstancias y personas. Y también el tener ilusiones y proyectos, darse tiempo, tener paciencia con uno mismo y con los demás.

 

La madurez implica aceptar las circunstancias que tengo tal y como son y no vivir permanentemente pensando en cómo deberían ser. Es instalarse en la realidad tal cual es sin escapar de ella, afrontando la vida tal como se me presenta. Así podremos llegar a estructurar la sonrisa como expresión de la propia madurez y ésta, a su vez actuará como gestora de la sonrisa, pero de la sonrisa “verdadera”, de esa que implica la alegría y la paz del que ríe, también, con sus ojos.

 

Sonrisas verdaderas y falsas

Curiosamente, existe un indicador fisiológico muy simple de la armonía cerebral del  hombre, con fundamentos biológicos bien estudiados desde hace ya más de un siglo: la sonrisa. Y podemos distinguir la falsa sonrisa de la verdadera sin capacidad de disimulo. Una sonrisa “falsa” –la que uno se impone por razones de orden social o conveniencia- sólo moviliza los músculos zigomáticos del rostro, los que al desplazar los extremos de la comisura labial dejan  los dientes al descubierto.

 

Por el contrario, una sonrisa “verdadera” moviliza además los músculos que rodean los ojos. Y como éstos no pueden contraerse voluntariamente, es decir, mediante las órdenes del cerebro cognitivo, dicha orden debe provenir de las regiones cerebrales límbicas, primitivas, emocionales y profundas. Por esta razón, los ojos no mienten nunca: sus pliegues señalan la autenticidad de una sonrisa.

 

Consejos prácticos

Cuestan poco y valen mucho. Si nos hacemos estas sencillas preguntas nos resultará mucho más fácil regalar sonrisas:

¿Cuánto cuesta una sonrisa? – Nada.

¿Cuánto beneficio nos puede dar? – Mucho.

¿Qué tiempo dura? – Un instante.

¿Y cuánto perdura en la memoria? – A veces, toda la vida.

¿Quién es tan rico que no la necesite? – Nadie.

¿Quién es tan pobre que no pueda regalarla? – Nadie.

¿Se empobrece el que la da? – Al contrario, se enriquece.

¿Se puede comprar, vender o robar? – Sólo se puede ofrecer gratuitamente.

¿Y quién es el que está más necesitado de una sonrisa? – Aquél que no tiene ninguna para dar.

 

Terminaré con una conclusión inteligente: Sonríe siempre, para no dar a los que no te quieren el placer de verte triste, y para dar a los que te aman la certeza de que estás y eres feliz.

 

Dr. Manuel Álvarez Romero, Médico Internista.

Dr. José Ignacio del Pino Montesinos, Médico Psiquiatra.

sonrisa-d

Anuncios

PARA MIS PACIENTES: MITOS SOBRE LA ESPALDAI

Ilustra esta entrada un cuadro de mi paciente Enrique Azcárate de la ermita de la Virgen de Montemayor en Moguer (Huelva). En este entorno he compartido muchos ratos agradables con amigos entrañables. Hace unas semanas leí una entrevista al Dr Francisco Kovacs que quiero  compartir con mis pacientes.

montemayorEl Dr Kovacs dirige una fundación que trabaja muchísimo en la patología de la espalda y tiene una página web, la web de la espalda que contiene una gran cantidad de información y consjos de gran utilidad para los pacientes y que aconsejo vivamente a mis pacientes (de hecho la suelo recomendar cuando los atiendo en mi consulta).

Hoy me gustaría hacerme eco de algunos mitos sobre la espalda que el Dr Kovacs pone como ejemplos de “leyendas urbanas” sin fundamento en la evidencia científica y que, en algunos casos, pueden perjudicar a los pacientes. Un repertorio más extenso de consejos se puede encontrar en el libro de la espalda del Dr Kovacs.

Entre estos mitos se encuentran:

  • Abuso de pruebas diagnósticas como las resonancias y los TACs: el mito “sin resonancia no se puede saber lo que me duele” es mentira ya que la resonancia solo aporta información útil en un porcentaje muy pequeño de casos. Por otra parte la radiación de los TACs innecesarios puede ser peligrosa y dice Kovacs “el 2% de los futuros cánceres pueden tener relación con el exceso de radiación por TACs inútiles”. Ya muchas sociedades científicas recomiendan no hacer pruebas de imagen en el dolor lumbar sin signos de alarma
  • Dormir en cama dura: es otro mito. Los estudios científicos demuestran que es mejor utilizar un colchón de firmeza intermedia en la mayoría de los casos
  • Si duele la espalda hay que hacer reposo: este mito es peligroso porque el reposo en cama prolongado tiene un efecto perjudicial ya que, a partir de las 48 horas de cama, el tono muscular disminuye y aumenta el riesgo de que el dolor se prolongue y se repita
  • Las hernias discales hay que operarlas: otra mentira peligrosa. Solo hay que operar un 5% de las hernias discales, que son las que dan problemas. La evolución, a largo plazo, de las hernias discales operadas y no operadas es la misma en el 95% de los casos. Solo hay que operarlas, de manera urgente, cuando aparece el síndrome de la “cola de caballo” (7 de cada 100.000 casos).
  • Chequeos rutinarios para detectar escoliosis en los niños: es un procedimiento innecesario. A largo plazo la calidad de vida en los siguientes 50 años es la misma. En realidad, es algo que solo consigue angustiar a los padres y generar visitas médicas innecesarias.

Creo que personas con prestigio pongan de manifiesto estas cuestiones y sean capaces de ir contracorriente y, además, generen recursos de gran utilidad para los pacientes merece ser aplaudido y divulgado y por esto  lo traigo a este blog

 

PARA MIS PACIENTES: CONVIENE VIGILAR LOS EFECTOS SECUNDARIOS DE LOS MEDICAMENTOS Y HABLARLO CON SU MÉDICO

pastel_paisaje2

Los medicamentos son productos útiles cuando están bien indicados pero que nunca están libres de originar efectos adversos en los pacientes que los toman.

De hecho son un motivo frecuente para acudir a los servicios de urgencia y, en ocasiones, pueden producirse cuadros graves e incluso mortales. En el estudio APEAS  sobre seguridad del paciente en atención primaria, se encontró una frecuencia de sucesos adversos del 1,86% de las consultas, es decir uno de cada 100 pacientes atendidos  padeció un suceso adverso. Aunque pueda parecer poco, en el centro de salud en el que trabajo somos 16 médicos y 15 enfermeras con un promedio, por lo bajo, de 30 pacientes al día, sucederán entre 18 y 20 sucesos adversos cada día. De los cuales el 7,3% serán graves (más o menos cada día).

De estos sucesos adversos el 47,8% estarán relacionados con los medicamentos. Estos acontecimientos adversos relacionados con los medicamentos pueden ser inevitables al ser originados por un medicamento correctamente indicado pero, con frecuencia, podrían ser evitados o, al menos, se podría disminuir su impacto.

A cuenta de esto quiero comentar y recomendar el uso de una APP para móviles llamada TAKE AND TELL (tomar y hablar) desarrollada por el Uppsala Monitoring Centre que es un centro colaborador de la Organización Mundial de la Salud en Seguridad del Paciente.

La aplicación ayuda a los pacientes a reconocer los efectos adversos de los medicamentos que toma y desde su página web  también se puede acceder a una base de datos de farmacovigilancia bastante completa y fácil de usar como es vigiaccess

Entiendo que para algunas personas puede ser algo complejo, pero en un mundo con un desarrollo vertiginoso de aplicaciones para el móvil, no está de más recomendar esta que puede ser muy útil para los pacientes y para sus médicos

PARA MIS PACIENTES: OMEPRAZOL; LUCES Y SOMBRAS

PUERTA

Esta puerta de mi paciente y amigo Juan Adolfo Morales Gago con sus luces y sus sombras me da pie para comentar que el otro día vi en losinformativos de televisión una noticia sobre la asociación del consumo de omeprazol (y otros inhibidores de la bomba de protones) con el riesgo de sufriri un infarto de miocardio.

La verdad es que los titulares de noticias de salud en televisión me suelen causar escalofríos, ya que tienen un alto impacto sobre la población y la evidencia científica necesita muchos matices para su interpretación.

Esta noticia en concreto hace referencia a un artículo aparecido en una revista científica de prestigio como es Plos Medicine en el que se manejan lo que se conoce como big data sanitarios, es decir muchísimos pacientes. Vaya por delante que se trata de un estudio de observación, por lo que los resultados no tienen la fuerza de un estudio experimental, aunque si puede generar hipótesis para demostrar.

Los resultados de este estudio son los siguientes:

– Se estudian casi 70.000 pacientes en dos grupos (los expuestos al uso de los fármacos estudiados y los no espuestos)

-Se encuentra un aumento del 16% de sufrir un infarto de miocardio (RR: 1,16; 95% CI 1,09–1,24) cosa que no ocurre con otros medicamentos para las mismas indicaciones como ranitidina o famotidina

– Se encuentra el doble de riesgo de mortalidad cardiovascular

Sin embargo, a mi juicio, el verdadero problema es que es España sigue existiendo un abuso en el consumo de estos medicamentos y persiste la idea de que son “protectores” para los efectos gastrointestinales de todos los fármacos que usemos. Esto es falso, por lo que conviene recordar una serie de puntos clave:

– El omeprazol y los medicamentos similares tiene unas indicaciones muy precisas que son: el tratamiento de la úlcera gastroduodenal (generalmente el tiempo necesario para erradicar el Helicobacter pylori), la enfermedad por reflujo gastroesofágico (de manera mantenida aunque intermitente) y la protección gástrica, en pacientes de riesgo de sangrado, cuando se utilizan antiinflamatorios o corticoides orales

– Todos los inhibidores de bomba de protones (rabeprazol, esomeprazol, lansoprazol, pantoprazol u omeprazol) se comportan de manera similar en cuanto a beneficios y a riesgos, por lo que, en caso de necesitar alguno es preferible el omeprazol que es del que se tiene más información y también el más barato

Concluyendo, el omeprazol tiene sus luces ya que es un fármaco muy eficaz en el control de los síntomas de las enfermedades del estómago, relacionadas con el exceso de ácido y es útil como protector gástrico en los pacientes que necesitan esa protección (son de riesgo y toman antiinflamatorios o corticoides) pero también tiene sus sombras, como cualquier medicamento, en forma de efectos secundarios como la anemia por dificultar la absorción de vitamina B12, su posible relación con la osteoporosis al disminuir la absorción de calcio, las alteraciones del magnesio y según este estudio que hemos comentado su posible asociación a un incremento del riesgo de eventos cardiovasculares

PARA MIS PACIENTES: ¿DOCTOR ME HE HECHO UN ANÁLISIS DE VITAMINA D POR LO DE LOS HUESOS?

cartel-semana-santa-20152Hoy viernes de Dolores encabeza esta entrada el cartel de la Semana Santa de Sevilla de este año que representa el Cristo del Amor, una cofradía que me gusta especialmente, porque ya estamos metidos en esta Semana Mayor de Sevilla y, en este momento, estoy escuchando marchas procesionales que mi mujer tiene puestas como sonido de fondo de mi casa desde hace unos cuantos días.

Esta mañana en la consulta ha venido una paciente a la que un ginecólogo privado le había prescrito vitamina D3 en solución oleosa porque tenía un análisis de vitamina D con niveles ligeramente bajos por quimiluminiscencia, aunque los tenía elevados por radioinmunoensayo.

Esta discrepancia analítica está referida en las revistas científicas, aunque el fondo de la cuestión que hoy quiero tratar es la necesidad o no de realizar estos análisis.

Para ello voy a utilizar la hoja de información para pacientes sobre este tema de la iniciativa Choosing Wisely norteamericana

Es cierto que algunas personas tienen niveles bajos de vitamina D que puede relacionarse con algunos problemas de salud como la osteoporosis, sin embargo la mayoría de las personas no necesitan realizarse un análisis de vitamina D. Las razones son las siguientes:

  • Generalmente los resultados del análisis no deberían modificar ningún tratamiento salvos valores extremos
  • Habitualmente las posibles deficiencias de vitamina D son ligeras por lo que lo único que hay que hacer es tener unos estilos de vida y alimentación adecuados que nos permitan obtener suficiente vitamina D
  • Estos estilos de vida son: NO FUMAR, TENER UN PESO ADECUADO y REALIZAR EJERCICIO FÍSICO
  • Las mejores fuentes de vitamina D son los alimentos y tomar moderadamente el sol (en España las horas de sol, salvo excepciones, son muy abundantes)
  • Un exceso de vitamina D es perjudicial y puede dañar los riñones y otros órganos

¿Cuándo debe hacerse una prueba de la vitamina D?

  • Si usted tiene una enfermedad que daña la capacidad del cuerpo para utilizar la vitamina D. Estos suelen ser enfermedades graves y permanentes del sistema digestivo, como la enfermedad inflamatoria intestinal, la enfermedad celíaca, enfermedades del riñón, enfermedades hepáticas, pancreatitis y otras.

¿Cómo puede obtener suficiente vitamina D?

La dosis diaria recomendada para los adultos menores de 70 años es de 600 unidades internacionales (UI). Para los adultos mayores de 70 años, la dosis diaria es de 800 UI.

Tomar un poco el sol: los rayos ultravioletas del sol crean vitamina D en células de la piel. Usted no necesita una gran cantidad de sol. Caminar 10 minutos a pie en el sol del mediodía puede crear  unas 15 veces la cantidad de vitamina D que necesita. Su cuerpo almacena algo de la vitamina D adicional para ayudarle en los meses de invierno más oscuros.

Comer alimentos que son ricos en vitamina D: carnes, aves y pescados grasos son ricos en vitamina D. Una pequeña porción (100 gramos) de salmón tiene 530 UI. Las gambas, la caballa, y las sardinas son ricos en vitamina D.

Comer el desayuno dos huevos, un vaso de jugo de naranja y un tazón de cereal con leche puede agregar alrededor de 300 UI de vitamina D al día.

No tome más de 4.000 UI de vitamina D al día a menos que su médico le ha aconsejado que lo haga. Un exceso de vitamina D puede ser tóxico y puede dañar los riñones.

mipropiolio

blog ordenacosas sobre salud

Mediblog de Familia

El Blog de un Médico de Familia

Blog 2dudan

La duda es uno de los nombres de la inteligencia. Borges

Minimally Disruptive Medicine

Effective care that fits!

ATensión Primaria

La voz de algunos médicos de Atención Primaria de Madrid

Atencion Primaria

Resources in primary care

Cæteris Disparibus

Una versión escepticémica más de la Sanidad, su gestión y otras cosas relacionadas

Enfermeria Basada en la Evidencia (EBE)

Azucena Santillan. Sitio dedicado a los CUIDADOS BASADOS EN LA EVIDENCIA (cuidados basados en la utilización consciente, explícita y juiciosa de la mejor evidencia clínica disponible para tomar decisiones sobre el cuidado de cada paciente, Sackett)

MADshoppingMAP

Moda, tendencias y cosas bonitas

DIASMUNDIALESDE

Webs temáticas de salud con motivo de Dias Mundiales conmemorativos

A %d blogueros les gusta esto: